Buscar
  • Dany Cherñac

En la ancha avenida del pueblo

Actualizado: may 14


En el Gobierno gildista eligieron el discurso de la “campaña antiformoseña” para denostar a los formoseños que dijeron basta el 5 de marzo. 1879 Lapidario es un intento editorial por explicar qué pasa en la provincia con la visión que tiene el comprovinciano que pertenece a esa amplia franja que transita la vida lejos de las veredas que marcan el “oficialismo” y la “oposición”, fragmentos de la política congelados en la continuidad de prácticas militantes agotadas.

Decimos prácticas políticas agotadas porque el jactancioso “modelo” formoseño no da respuesta ni siquiera a los hijos de los que lo defienden y desde la llamada “oposición” institucionalizada no se ven siquiera atisbos de construir una alternativa superadora. Al igual que en el oficialismo sus personajes tienen los mismos apellidos que en 1995.

1879 se identifica con el padre que se vuelve abuelo y continúa trabajando porque su hijo no consigue conchabo.

1879 opina desde los ojos de la madre que vio partir a sus hijos hacia otras latitudes y se entera por whatapps de que a su nieto le salió un diente o que empezó el jardín y no puede viajar a besarlo.

1879 narra desde la visión del comerciante pequeño o mediano que semana tras semana achica el espacio de exhibición de mercaderías y no sabe si llega al próximo día del padre para renovar el stock o, si las persianas de su negocio estarán abiertas para colgar las guirnaldas navideñas.

Esos son algunos de los motivos por los cuales hacemos el esfuerzo de publicar historias. Historias que hacen a la esperanza gastada del joven recién graduado que se cansa de repartir CV y a esa altura ya está dispuesto a poner una hamburguesería al paso para ver si junta algunos pesos y no sabe si podrá ejercer su ingeniería, litigar en los juzgados si es abogado o si ganará un buen sueldo en la guardia de los paupérrimos hospitales públicos.

No importa si ese joven es brillante o no, si es hijo de un vecino común o de uno de los miles de adherentes al régimen, ya no hay lugar ni siquiera para ellos.

El resquebrajamiento del poder Gildista tiene que ver también con esa militancia intermedia, de la juventud peronista de los 90 que sabe que los viejos eternos no van a dar el paso al costado, para dejar vía libre a una renovación de la política.

Insfrán, Mayans, Cabrera, Ibáñez, Gómez, Rodriguez, Jofré y otros apellidos conocidos son los que permanecen en el poder y siempre están. Si se repasa la lista de los referentes de la “oposición” pasa lo mismo, la lista de apellidos también se retrotrae a varios lustros atrás, Maglietti, Amarilla, Buryaile, que bastan para botones de muestra.

1879 es un esfuerzo editorial que transita la ancha calzada del pueblo que tiene baches, charcos de aguas y cuando hay catástrofes siempre queda a la intemperie, tal como ocurrió con las políticas represivas con el pretexto de la pandemia.