Buscar
  • Orlando Gimenez

La “Cuestionable” militancia de los jueces



Rubén Orlando Giménez


“Quedó demostrado que la Justicia Federal Tenía un militante radical disfrazado de juez”.

“Ese reclamo es político”.

La primera oración fue pronunciada por Mario Brignole, eterno intendente de El Colorado Formosa. La segunda es la frase más repetida por los funcionarios públicos cuando alguien protesta por alguna injusticia perpetrada por quienes administran el estado, como si la acusación de “político” fuera un estigma condenable.

Ambas expresiones forman parte de las verdades de Perogrullo de gente que usufructúa el poder político utiliza, para descalificar a quienes los critican o se les oponen; en la puja por la obtención de ese poder político.

Que el ex juez federal Fernando Carbajal, hoy precandidato a diputado nacional por la oposición formoseña, sea militante radical no es una información que se haya estado escondiendo

El problema que molesta a los peronistas formoseños no es que Carbajal sea militante político, lo que les molesta es que no sea militante del peronismo formoseño.

No tienen problemas con tener jueces militantes, de hecho el Superior Tribunal de Justicia de Formosa tiene al menos dos miembros que fueron activos militantes del peronismo Formoseño, Ricardo Cabrera y Marcos Bruno Quinteros.

El primero fue ministro de Economía de la provincia, representante de Formosa en el ENARSA, designado por Gildo Insfrán siempre mostró un alto compromiso con las políticas del Gobierno de la provincia.

El segundo tiene más historia judicial, pero aterrizó en el Juzgado Federal de Formosa tras haber sido apoderado electoral del Partido Justicialista, llegó a ese cargo apadrinado por Vicente Joga y designado por el Presidente Carlos Menem y un Senado nacional de amplia mayoría peronista, allá a comienzos de los 90.

Más acá en el tiempo decidió pasarse al Superior Tribunal de Justicia y los otros jueces también tienen un alto compromiso militante y cercanía con las políticas del Gobernador Insfrán.

La lista de jueces militantes en Formosa es más grande. El botón de muestra es el Tribunal Electoral Permanente. Vamos a mencionar sólo a dos de sus miembros.

El presidente Claudio Moreno es un abogado que llegó al cargo de Miembro del Tribunal Oral Permanente desde el estudio de abogados que regentea el eterno presidente provisional de la Legislatura Armando Felipe “Papacito” Cabrera y en las elecciones representaba como apoderado a los sublemas del Partido Justicialista.

La vocal Sandra Mercedes Moreno es una conspicua militante del partido Justicialista, inclusive fue diputada provincial por su “lealtad” a la conducción de Gildo Insfrán, y si uno explora sus redes sociales se puede ver que todos sus amigos son los más importantes defensores del régimen.

“La política es la herramienta que crearon los hombres para resolver sus conflictos”, supo responderle José “Pepe” Mujica a un periodista correntino subido a la ola de quienes creen que criticando a “la política” en general hacen bien su trabajo.

Al parecer Mario Brignole y gente como él apela a los recursos de la “antipolítica” para expresar sus enojos con quienes compiten con ellos por el Poder Político.

Ese es, en realidad, el problema de la mayoría de los integrantes de la clase dirigente formoseña en particular y argentina en general es que hacen política solo para solucionar “sus problemas” particulares y no los problemas del hombre en general; por eso les parece cuestionable que otros políticos hagan lo mismo que hacen ellos.